20170713132556-tenerife.jpg

Tenerife esta perdida como isla sostenible y habitable.



Nos quedamos sin isla, gracias a esta manada de impresentables políticos y sus particulares faunas de especuladores, con las que ríen y sacian sus apetitos diversos y personales. Ha predominado el egoísmo, la necedad, la mentira, lo privado en detrimento de lo publico, el interés particular al interés general, lo que nos ha traído la desgracia para una mayoría social y la fortuna para unos pocos descerebrados sin sensibilidad alguna por las personas. Mucha es la riqueza que han acumulado algunos clanes vinculados a la política y el mundo empresarial, tanta riqueza que necesitarían varias vidas para incluso malgastarla, a cambio solo han sembrado desidia, pobreza y desesperación.



"Hemos hecho un diagnóstico y propuesta en materia de saneamiento de los 31 municipios de la Isla y el coste que nos ha salido son 1.000 millones de euros para poder solucionar todos los problemas de saneamiento en Tenerife", según manifestó a EL DÍA el consejero insular de Aguas del Cabildo de Tenerife, Manuel Martínez Álvarez.



Ya lo advertíamos desde hace décadas, esta política de crecimiento en un territorio insular con sus recursos mermados, es un disparate que tarde o temprano terminara pasándonos factura. Pero aquellos que llegaban a la política tenían mas prisa por devolver favores a sus financieros de campañas electoralistas y por colocar a los pega carteles y alcahuetes de todo tipo en algún puestito, que no hicieron ni puto caso, aquellos fundadores de falsos partidos nacionalistas, y otros partidos también como los falsos socialdemócratas, se plegaron rápidamente en cuanto tocaron poder a los intereses espurios de la empresa privada, sin tener en cuenta nada mas que sus intereses privados y particulares como políticos y los nidos de trabajo precario que ofrecían los colonialistas venidos a la fiesta del disparate y el despilfarro, desde todas las latitudes del globo terráqueo.



“Hay que decir basta ya a la concepción de más coches, más carreteras, en Canarias, porque, de no ser así, nos quedaremos sin islas”. Así de contundente se muestra Ornella Chacón, la consejera de Obras Públicas y Transportes del Gobierno canario, al anunciar que prepara la modificación de la vigente Ley del Transporte para, entre otros objetivos, primar la movilidad “sostenible e inteligente”.



Ahora saltan las alarmas por todas partes y en todas las materias, y saltan por una razón muy simple, hemos superado la capacidad de carga de nuestra isla por culpa de unos necios que han dejado el muerto atrás para que sean otros ahora los que tengan que cargar con el. Estos políticos nuevos y jóvenes, técnicamente bien cualificados y preparados, se están encontrando con la realidad autentica, que no es otra que la que ya algunos les describíamos décadas atrás, donde les decíamos que hacia falta una planificación de crecimiento profundad porque corríamos graves riesgos para el futuro si seguíamos poniendo asfalto y cemento al territorio de manera desmedida y especulativa. A ese tipo de actuaciones lo definimos como , “ Compro huertas vendo solares “. Se hablo de una moratoria turística a finales de los años noventa, cuando ya los indicios apuntaban a que había que planificar antes de seguir creciendo a esa velocidad en la isla, pero los financia partidos colonia listas se las arreglaron para que la misma se quedase en el tintero. Ahora a día de hoy ya es papel mojado, y sino lo creen fíjense bien en las pretensiones del gobierno del señor Clavijo, pues están en un plan de hacerla desaparecer de una vez por todas.



La moratoria turística que se promulgó en Canarias en 2001 quedará liquidada este año. Los últimos vestigios de aquella iniciativa, que perseguía controlar el crecimiento del sector para no desbordar la capacidad de carga del territorio, van a desaparecer. Será mediante una reforma de la Ley de Renovación y Modernización Turística. Con la prevista derogación del apartado c del artículo 4.2 de la vigente ley ,se podrán construir hoteles de cualquier clase ( y apartamentos, cuando no los prohíba el planeamiento territorial), que cumplan unos estándares de calidad y servicio, con eficiencia en ahorro de agua, consumo de energía, contaminación acústica y lumínica y gestión residuos.



Esta manada de golfos, nos ha metido a los tinerfeños en un autentico circulo infernal, pues cada año nuevos proyectos se encargan de seguir descarnando nuestra isla, perdiendo suelo fértil en favor de los especuladores, consumiendo alimentos de dudosa trazabilidad que ponen en riesgo nuestra salud, erosionando nuestro terruño acabando con nuestros recursos indispensables para la vida presente y futura, haciéndonos dependientes del exterior en todo tipo de recursos, lo que deja bien claro que los síntomas son de una nefasta gestión política cuyos resultados se están comenzando a visualizar, así que no me vale que aquellos partidos políticos, que hicieron oídos sordos a quienes les advertían de lo que terminaría sucediendo, ahora nos pongan a sus apadrinados, hijos, cuñados o nietos , o sea los mismos perros con diferente collar a querer seguir vendiéndonos la moto de que son ustedes los que tienen la solución para este grave problema que ustedes mismos han creado neciamente, porque ya cansan con ese falso rollo de que o ustedes o el diluvio, yo creo que les ha llegado la hora de empezar a ser un poco humildes y honestos, para luego comenzar a ser personas.



La situación de Tenerife es muy grave y por lo tanto también debería de ser muy preocupante.



Pero, ¿ Son conscientes de ello nuestros partidos políticos, nuestras corporaciones locales, nuestros periodistas o la fauna de comentaristas que surge por cada rincón de nuestra isla ?



Que va, ni hablar del peluquin, esta fauna política, mediática y empresarial, esta mas preocupada de como mantener la realidad oculta a la ciudadanía, así les largan cortinas de humo continuas, alimentando la conflictividad entre islas, sacan notas de prensa diciendo que hay que aumentar el numero de diputados, el sucursalismo de las islas menores, el canarismo de las islas capitalinas, la canaria o gran canaria, siete o ocho estrellas verdes, las aguas territoriales, la soberanía de auto-gobierno y autodeterminación en el estatuto de autonomía, o el sexo de los Ángeles, cualquier cosa sirve para ir tirando palante.



Desgraciadamente, nuestro cabildo tinerfeño se ha convertido en lo mismo que nuestro parlamento Canario, un ridículo seminario de teorías políticas, no hay inteligencia para dedicarse a los problemas concretos, porque no existe ningún tipo de interés en ello, mucho me temo que de seguir por este camino, nos encontraremos sin tierra ni agua, en una isla inospita y tendremos que irnos a otra parte, para poder seguir teorizando sobre la capacidad de carga de los territorios insulares.



Jose Ramón Carrillo

699976609

 



Portavoz de la Asamblea Insular de Tenerife del Partido Verde Canario