Facebook Twitter Google +1     Admin

Por el camino verde. Carlos Suárez Rodríguez

20080213101334-carlos-suarez-pvc.jpg

No será precisamente un camino de rosas. Las políticas verdes que deben afrontarse en este primer tercio del siglo XXI van a exigir decisión, audacia, claridad y capacidad de diálogo para ejecutarlas.

Desde la reducción de los gases de efecto invernadero a lograr que las energías renovables superen el 20 % del consumo energético en el 2020 pasando por la superación de los graves retos que nos esperan en cuanto a la consolidación de la democracia y los malos parámetros socioeconómicos que acechan a los ciudadanos.

Según el último Eurobarómetro, 2/3 de los ciudadanos europeos piden a los políticos que otorguen el mismo peso a las políticas sociales y económicas que a las Ambientales. El Partido Verde Europeo, agrupación de 35 partidos de 31 países diferentes entre los que nos encontramos Los Verdes, pretendemos afrontar ese difícil reto de integración política ayudando con nuestros programas y con la fuerza que da contar con grupo parlamentario propio en el Parlamento Europeo donde se integran nuestros tres eurodiputados españoles.

El reto ambiental que espera a los ciudadanos de Canarias es una cuestión de justicia social que nos obliga a reducir de forma drástica nuestra huella ecológica como prerrequisito para conseguir un desarrollo justo y sostenible no solo para nosotros sino para nuestro entorno afroatlántico más cercano.

Para Los Verdes, Canarias tiene que apostar por un futuro sostenible. Tiene que proteger el modelo social mejorando los derechos ciudadanos afianzando entre otros ejes un correcto programa de salud ambiental que tenga como premisa básica el principio de precaución.

Por ejemplo, los actuales planes de infraestructuras energéticas y de telecomunicaciones, tanto en líneas de alta tensión como en centros de producción o abastecimiento de energía o en la ubicación de las antenas de telefonía móvil no respetan los entornos habitados abocando a los ciudadanos a un estado de terror ambiental que puede superarse regulando normativamente estas instalaciones, haciendo que los recorridos de las líneas de media y alta tensión no afecten a núcleos poblados y se alejen de ellos en una distancia proporcional a su potencia (líneas de 33 KW = 33 metros, de 66 KW = 66 metros, de 110 KW = 110 metros), regulando la actual política de inclusión de transformadores de 640 KW en los propios edificios y evitando que la localización de los operadores de telefonía lo hagan sin respetar ni elaborar antes mapas de riesgos electromagnéticos como ya se incorporan en muchos planes de ordenación de municipios y ciudades europeas.

Nuestra visión económica se basa en la redefinición del actual modelo de economía de mercado a través de principios sociales y ecológicos. Es necesario que determinemos entre todos los objetivos económicos de Canarias para proteger su medio ambiente dando prioridad al bien común de las personas por encima de los intereses privados de unos pocos. Como ejemplo, en el campo de la soberanía alimentaria, no es de recibo que unas pocas empresas controlen 3 de cada 4 alimentos que se venden en los supermercados cuando actualmente más del 80% de nuestras compras las realizamos en ellos. Este reducido número de cadenas de distribución alimentaria acaba con la diversidad de las pequeñas y medianas empresas que son las que aseguran mayor calidad del empleo y una mejor protección del medio ambiente especialmente el rural.

Los Verdes defenderemos en el Parlamento Español, al igual que hemos hecho en el ámbito europeo, la necesidad de legislar para un mejor control de estas grandes cadenas que se convierten en monopolios agresivos para todo el sector de la distribución y consumo alimentario y proponemos un menor movimiento de alimentos, con el consiguiente ahorro energético y ambiental, primando las producciones locales y el restablecimiento del consumo a corta distancia.

Como referente en la lucha contra el cambio climático en Canarias debemos blindar el transporte público colectivo, arrinconando progresivamente a nuestro principal emisor de gases de efecto invernadero -el transporte en vehículos privados- consumidor del 50% de nuestra factura energética en combustibles fósiles. Con una política de movilidad sostenible adecuada reduciremos también nuestro consumo de territorio y paisaje, evitando la construcción de mas autovias como el eje Norte-Sur en Fuerteventura, la LP-2 en La Palma o como la de Agaete-La Aldea (grave error ambiental estratégico en el ya olvidado Parque Nacional de Gran Canaria) abriendo el camino para otras posibles alternativas como el transporte marítimo de cercanías o las opciones ferroviarias como el metro, tranvía o tren, hoy en día inviables a nuestro entender.

En el actual debate sobre el cambio de nuestro modelo energético, Los Verdes apostamos decididamente por el recambio actual de los combustibles fósiles -petróleo y gas- por las energías renovables, pasando del actual mínimo de aportación de las energías eólica y fotovoltaica, al 20% que decide Europa siendo conscientes de que este cambio propiciará la creación de un tejido industrial asociado a estas energías lo que asegurará empleo a muchos canarios y permitirá rebajar nuestro actual exceso de emisiones contaminantes.

En cuanto a las estrategias de ahorro y mejor eficiencia energética, ya presentamos en el Congreso de los Diputados, conjuntamente con organizaciones ecologistas y sindicales, una Proposición de Ley de Ahorro y Eficiencia Energética que propone todo un conjunto de medidas que afectan a nuestros hábitos de consumo- ¡ cuanto ahorraríamos si cada habitante de Canarias cambiase en su casa al menos una bombilla convencional por otra de bajo consumo¡- y también a los de la industria y el transporte.

En el campo de los derechos ciudadanos, queremos superar el actual déficit democrático que, anclado en leyes y normas electorales que constituyen un ataque contra la diversidad de ideas y las minorías, nos quiere retrotraer al siglo XIX, a los tiempos del bipartidismo de Cánovas y Sagasta. El pluralismo político, consagrado en los artículos 1 y 6 de la Constitución Española y el derecho a la libertad de opinión y de ideologías tiene un reflejo en las amplias ofertas electorales -a estas Elecciones Generales tan solo en la provincia de Las Palmas nos presentamos 24 partidos- de las cuales muy pocas consiguen superar las barreras y topes electorales que hacen totalmente injusto la calidad de los votos ciudadanos. No deja de ser calamitoso que en el caso de las elecciones al Parlamento de Canarias 150.000 canarios elijan el mismo número de diputados que el 1.500.000 restante. Si queremos legitimar nuestra democracia y nuestro sistema de representación hay que garantizar la igualdad y la justa distribución del poder de los votos. Para Los Verdes es una prioridad afrontar la reforma de nuestro actual sistema electoral.

Con este fragmento que hemos expuesto de nuestro amplio programa electoral, Los Verdes afrontamos esta campaña con la esperanza de ofertar a los ciudadanos, en un escenario políticamente bipolar, marcado por el rojo del PSOE y el azul del PP, el tercer color primario del espectro lumínico, el verde. Con su presencia en el Congreso y en el Senado, será posible a los ciudadanos, a las instituciones, crecer en diversidad de propuestas, afrontar los graves retos ambientales a los que nos aboca este principio del siglo XXI en Canarias y España, siendo solo entonces cuando podrá lucir sobre la política nacional un amplio arcoiris que incorpore también al verde entre sus colores.

* Carlos Suárez Rodríguez es candidato de Los Verdes al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas.

http://www.canariasahora.es/opinion/2129/

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next