Facebook Twitter Google +1     Admin

EMPLEO SOSTENIBLE Y RECICLAJE

tablaBasuras.jpgEL SINDICATO Y LOS ECOLOGISTAS CONSIDERAN IMPRESCINDIBLE GENERAR EMPLEO SOSTENIBLE Y EMPRESAS DE RECICLAJE, APROVECHANDO TODAS LAS FRACCIONES DE LOS RESIDUOS.
CC.OO. CANARIAS, BEN MAGEC – ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y EL FORO CONTRA LA INCINERACIÓN REITERA LA NECESIDAD DE UN DEBATE SOCIAL SOBRE LOS RESIDUOS EN TENERIFE Y EXIGE EL RECHAZO A LA INCINERACIÓN, POR PERJUDICIAL PARA LA SALUD

Los convocantes solicitan al Cabildo cuatro líneas directrices en la gestión de los residuos:

- Impulso del envase retornable y de la reutilización, de acuerdo con las experiencias europeas.
- Separación en origen de la fracción orgánica de los residuos, para generar compost.
- Máximo reciclaje de todas las fracciones de residuos, generando un sector de empleo intensivo en aprovechamiento, y evitando su desperdicio.
- Rechazo público de la incineración como fórmula de transformación de los residuos, por su carácter peligroso para la salud, y derrochador de recursos.
Los convocantes denuncian que la gestión de residuos en Tenerife está a la cola del Estado en iniciativas de tratamiento sostenible de los residuos.
CC.OO. Canarias, Ben Magec – Ecologistas en Acción y el Foro contra la incineración de Tenerife, solicitan al Cabildo Insular que el Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos de la isla de Tenerife cumpla con los objetivos de minimización, reutilización, reciclaje y aprovechamiento de todas las fracciones de residuos que se generan en la isla, de acuerdo con lo que establece el propio objetivo establecido por la legislación estatal (Ley 10/1998), el Plan nacional de residuos urbanos, y los objetivos del propio Plan territorial y la legislación canaria.
Las organizaciones sociales consideran imprescindible un debate social con todos los sectores sociales implicados (vecinos, sectores recicladores, ecologistas, sindicatos, etc.) que apueste con firmeza por la gestión sostenible de los residuos, de acuerdo las experiencias de tratamiento sostenible se han puesto en práctica en diversas comunidades del Estado y de la Unión Europea, y denuncian que actualmente se está redactando el Plan Territorial sin contar con la participación previa de los ciudadanos afectados y organizaciones sociales implicadas, tal y como se habían comprometido las autoridades insulares, en este sentido.
Rechazo total a la incineración por perjudicial para la salud:
Según los convocantes, “expresamos nuestra rotunda oposición a cualquier planta de incineración de residuos, que es el método más perjudicial de gestión de los residuos”. La incineración de residuos tiene como principales consecuencias:
la generación de sustancias peligrosas: contaminantes clásicos: dióxido de carbono (calentamiento global), óxidos de nitrógeno (neblinas urbanas y ozono a nivel de suelo), cloruro de hidrógeno (brumas ácidas), dióxido de azufre (lluvia ácida); metales pesados, como plomo, cadmio, mercurio, cromo... (tóxicos y bioacumulativos); organoclorados, como fosgenos, benzenos, fenoles clorados, PCBes, dioxinas y furanos (altamente tóxicos, cancerígenos, biocumulativos); sustancias sin identificar y cuya toxicidad se ignora.
la imposibilidad de que los filtros realicen cualquier control de las sustancias de dioxinas y furanos. El cumplimiento de la normativa comunitaria, nacional y autonómica no garantiza la protección del medio ambiente y la salud pública. Las dioxinas y los furanos no están regulados para incineradoras de residuos urbanos. Además, los niveles máximos autorizados de emisión no tienen en cuenta el riesgo de acumulación en la cadena alimentaria. En el caso de los metales pesados no se establecen niveles específicos para cada uno de ellos por separado.
La incineración agrava el problema de los residuos: Por cada 3 toneladas de basura que entran en una incineradora se produce 1 tonelada de cenizas de fondo tóxicas, y que por tanto necesitarán ser depositadas en un vertedero especial. El resto se transforma en gases y cenizas volátiles.
Es posible una alternativa sostenible, según las experiencias puestas en práctica:
La gestión del binomio recursos – residuos requiere de una política integral que incida en la “prevención en la producción de los residuos” del artículo 1 de la Ley de residuos (Ley 10/1998). De hecho, el Plan estatal de residuos urbanos recoge “que la materia orgánica fermentable de nuestras basuras es un residuo valioso que debe ser recogido por separado para su compostaje posterior. El Plan señala la necesidad de producir un compost de calidad normalizada y su “fomento de la utilización agroforestal”, así como de la “promoción de su uso por parte de las administraciones públicas” y “de otros potenciales consumidores, agricultores en particular”. La separación de la materia orgánica posibilita la gestión sostenible y reciclaje del resto de fracciones, de forma sostenible.

CC.OO. Canarias – Ben Magec-Ecologistas en Acción – Foro contra la incineración de Tenerife
Juan Jesús Bermúdez
CC.OO. Canarias
Tel. 699.444.868

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next