Facebook Twitter Google +1     Admin

MANIFIESTO DE LANZAROTE-FUERTEVENTURA CONTRA LAS PLATAFORMAS Y POR LAS ENERGIAS RENOVABLES

MOLINO.jpgEl Pleno del Cabildo de Fuerteventura acordó aprobar con los votos a favor del Grupo de Gobierno y en contra del PP y la abstención de IF, un manifiesto denominado ‘LANZAROTE Y FUERTEVENTURA DICEN NO A LAS PROSPECCIONES PETROLÍFERAS EN AGUAS CANARIAS Y SÍ A LAS ENERGÍAS RENOVABLES’, con la intención de trasladarlo a todos los grupos políticos en el Congreso y en el Senado, con motivo del Debate sobre el Estado de la Nación que los días 11 y 12 de mayo se celebra en Madrid, reclamando su apoyo a un nuevo modelo energético para las dos islas orientales del Archipiélago y a la oposición a la realización de prospecciones y extracciones de hidrocarburos en aguas de las islas.

El documento ha sido respaldado por otras corporaciones de Lanzarote y Fuerteventura, además de colectivos sociales, partidos políticos, asociaciones empresariales y vecinales, etc. Su contenido es el siguiente:

El Pleno del Cabildo de Fuerteventura, consciente de la importancia del debate social y político que viene desarrollándose en el archipiélago canario en torno a la posibilidad de que se realicen prospecciones y extracciones de hidrocarburos en aguas próximas a Fuerteventura y Lanzarote, a través de la presente Moción desea ratificar su apuesta por un desarrollo sostenible, directamente relacionado con la defensa del entorno natural y el impulso de las energías renovables, por lo que se propone adoptar el siguiente acuerdo:

1.- El Cabildo de Fuerteventura defiende el modelo económico por el que han apostado nuestras islas, basado en el turismo del que depende en gran parte nuestra economía y que nuestros visitantes buscan la singularidad, belleza y limpieza de nuestros paisajes y costas, lo que se contrapone claramente con las nefastas consecuencias que puede tener para este modelo la explotación de yacimientos de petróleo y gas natural y para el mantenimiento del delicado equilibrio que caracteriza a nuestros ecosistemas marinos. Por lo que entendemos que la dependencia del petróleo debe ser cada vez menor y debemos apostar por otras fuentes energéticas más consecuentes con el modelo económico que hemos elegido, las Energías Renovables.

2.- En este mismo sentido, acordamos adherirnos al manifiesto ‘Hacia un cambio de modelo energético y de conciencia sobre el medio marino. Lanzarote y Fuerteventura dicen no a las prospecciones petrolíferas en aguas de Canarias y sí a las energías renovables”, que ha venido siendo elaborado durante las últimas semanas y cuyo contenido se detalla a continuación.

“HACIA UN CAMBIO DE MODELO ENERGÉTICO Y DE CONCIENCIA SOBRE EL MEDIO MARINO”

LANZAROTE Y FUERTEVENTURA DICEN NO A LAS PROSPECCIONES PETROLÍFERAS EN AGUAS CANARIAS Y SÍ A LAS ENERGÍAS RENOVABLES.

Lanzarote y Fuerteventura se encuentran en un momento crucial para definir el modelo de isla que queremos legar a las generaciones venideras. En este modelo, es preciso, hoy más que nunca, establecer con coherencia y responsabilidad, distanciándonos radicalmente de argumentos demagógicos, cuál debe ser la relación existente entre el ser humano como protagonista y el entorno que nos rodea, sustento de nuestra economía y calidad de vida.

Ésa es la indagación que pide Unesco a las Reservas de Biosfera, compromiso que Lanzarote asume en 1993, La Palma en 1983 y El Hierro en 2000, estando actualmente en trámite la declaración para toda Fuerteventura, parte de Gran Canaria y la aprobación del Parque Nacional de Fuerteventura en la costa de Barlovento, que con 44.000 hectáreas será el tercero de mayor extensión de España.

Por eso, entendemos que el mayor o menor grado de respeto hacia el medio ambiente y los recursos naturales limitados que el planeta nos ofrece es una variable que mide la grandeza del éxito del ser humano en su consecución de un mundo mejor. Sólo en nuestras manos está la elección.

Sin embargo, en sólo diez años, Fuerteventura y Lanzarote han incrementado el consumo de hidrocarburos y emisiones de gases en más de un 85%. Dependemos del petróleo para traer turistas, para comer y beber, producir electricidad, circular por la isla y sacar agua del grifo. Nuestra huella ecológica se acerca a la del 5% de humanos, norteamericanos, que genera actualmente un 25% de las emisiones de dióxido de carbono. Pero nosotros sí hemos firmado el Protocolo de Kyoto para tratar de evitar un mayor Cambio Climático.

Son hechos objetivos que nos hacen replantear nuestro modelo energético actual, basado, como el resto del mundo, en el consumo petrolífero. Y más cuando Fuerteventura y Lanzarote reúnen una serie de condiciones naturales óptimas para aspirar a convertirse en uno de los modelos mundiales de energías alternativas. Ese es el trabajo a medio y largo plazo. Es el modelo de isla que deseamos para futuras generaciones.

Es, decididamente, la apuesta de la sociedad conejera y majorera, respaldada por sus instituciones públicas. El objetivo irrenunciable de caminar hacia un cambio de modelo energético liderado por el SI al aprovechamiento de los recursos energéticos renovables (sol, viento, océano, volcán) y la oposición a la explotación petrolífera, que resulta dañina para la preservación del medio marino y de nuestra propia supervivencia, puesto que el mayor problema ambiental mundial al que nos enfrentamos es el Cambio Climático, el cual incide en las temperaturas y precipitaciones, poniendo en peligro nuestros valores más seguros: la bonanza climática y, en consecuencia, nuestro paisaje y actual modelo económico.

Tal dependencia de un recurso finito, cuya exploración y extracción contamina el medio terrestre, marítimo y atmosférico, nos ha llevado a buscar yacimientos en los sitios más recónditos del Planeta. Ahora la mirada se ha puesto en Lanzarote y Fuerteventura. No parecen bastar las áreas protegidas terrestres (41,6 % Lz + 45% Ftv) o la extensa Reserva Marina de los islotes del norte de Lanzarote y LICs de la costa de Sotavento de Fuerteventura, para conjurar la amenaza.

Además, nuestras islas han apostado decisivamente por consolidar un modelo económico basado en el turismo. Visitantes que buscan aquí paisajes tranquilos, costas limpias, aguas cristalinas y riquezas naturales, que constituyen el mejor recurso para el desarrollo económico futuro y para la propia calidad de vida de nuestra población.

Los esfuerzos sociales realizados se han dirigido a evitar riesgos económicos, ambientales y sociales, tan presentes en nuestra memoria histórica. Por ello, a día de hoy, tenemos la obligación de reforzar y enriquecer el medio natural de Lanzarote y Fuerteventura, para que nuestros jóvenes sigan viviendo del turismo, que resulta ser, en la historia económica insular, la actividad que mayor riqueza y mejor reparto ha logrado en el conjunto de la población.

Y, Lanzarote como Reserva de la Biosfera, y Fuerteventura en virtud de la declaración de Parque Nacional que promueve, están especialmente comprometidas a aplicar los acuerdos internacionales que fomenten la conservación y el desarrollo sostenible, velando por el cumplimiento de acuerdos internacionales como el Protocolo de Kyoto y el Convenio de la Biodiversidad Biológica.

Pero, además, Lanzarote y Fuerteventura quieren ser solidarias y, de ningún modo, contribuir más a la aceleración del Cambio Climático. Por el contrario, por sus condiciones, vocación y voluntad, estas islas quieren sumarse al aún reducido círculo de lugares a salvo de contaminaciones por hidrocarburos, como la Antártida. Una intención compartida con otros espacios marinos sensibles como las islas Lofoten (Noruega) que reclaman conservar su patrimonio natural, libre de las contaminaciones derivadas de una tecnología energética obsoleta.

Por la tanto, la actividad petrolífera cuya puesta en marcha se pretende, no resulta compatible con el modelo de vida al que aspiran Lanzarote y Fuerteventura. Ni con su presente ni con su futuro. Queremos definir los recursos naturales de los que disponemos y estudiar su potencial como fuente energética alternativa al uso masivo de los productos derivados de los hidrocarburos. Tenemos que planificar el mañana y, hoy es el momento adecuado para ello.

Somos conscientes de que la dependencia del petróleo no puede cambiarse de la noche a la mañana. Somos conscientes de que la implantación progresiva de energías alternativas es el único camino real a seguir. Conocemos el problema, su origen y consecuencias. Y existe tecnología alternativa. Falta que cada persona y entidad acepte su responsabilidad, en el hogar, trabajo, o responsabilidad pública.

Sin olvidar el vasto océano que nos separa y nos une. Debe ser protegido de actividades contaminantes como la petrolífera, pues alberga y esconde valiosas especies, sensibles a las agresiones humanas. Aún insuficientemente conocido y regulado, aplaudimos medidas acertadas como la aprobación de estas aguas como Zona Marítima de Especial Sensibilidad, actualmente en trámite por parte de la Organización Marítima Internacional, u otras iniciativas que puedan convenir, incluidas propuestas conjuntas de cooperación con nuestros vecinos en la costa africana.

Las moles volcánicas que dan pie a las islas Canarias se levantan del lecho oceánico en medio de la gran corriente atmosférica y marina del atlántico norte. Auténtico sistema circulatorio de la biosfera, este pulmón planetario sopla y nos conecta a Cabo Verde y el Caribe; condicionando con ello la climatología, la transparencia de nuestras aguas y la biodiversidad marina; generando, en fin, la calidad ambiental que disfrutamos y atrae a los turistas. Turistas e isleños vivimos aquí insertos en un gran ciclo continuo que reparte el calor del sol y hace habitable este planeta.

Por ello, seamos conscientes, ¿jugamos a arriesgar dicho mecanismo biosférico o a sacar provecho del flujo energético que nos baña?

Lanzarote y Fuerteventura entonan un NO a la actividad petrolífera en nuestras aguas, y dicen un SI alto y rotundo al uso paulatino, estratégico y planificado de sus recursos energéticos renovables, así como al disfrute y respeto por nuestra biodiversidad oceánica.

3.- Trasladar este acuerdo al resto de instituciones de Fuerteventura y de Canarias, solicitando su adhesión al Manifiesto y el respaldo a las acciones emprendidas para su desarrollo.

4.- Gestionar reuniones con los grupos políticos con representación en el Congreso de los Diputados y el Senado para, de forma conjunta con las instituciones de Lanzarote y los ayuntamientos de Fuerteventura, trasladarles el contenido de este acuerdo, con el fin de recabar su apoyo al mismo durante el próximo Debate del Estado de la Nación, que se celebra los días 11 y 12 de mayo de 2005. Realizando acciones similares en otras instancias donde se debatan asuntos relacionados con esta cuestión.

Fuente:
FUERTEVENTURADIGITAL.COM

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next