LOS VERDES AFIRMA QUE EL FUNCIONAMIENTO DEL CENTRO DE MENORES DE LA MONTAÑETA ES UNA VERGÜENZA PARA GRAN CANARIA.

  

Los Verdes ha afirmado hoy mediante un comunicado de prensa “que el funcionamiento del centro de menores de la Montañeta es una vergüenza para Gran Canaria.

  

Según Domingo Afonso, candidato de Los Verdes al Cabildo Insular de Gran Canaria,  “No es la primera vez que han sonado todas las alarmas en los Centros de Menores de Canarias. Hay que  cambiar el actual modelo carcelario que impera en los centros de menores”

 

Afirma el portavoz insular de Los Verdes que “El último incidente de hace unos días ocurrido en La Montañeta en Gran Canaria, no es más que otra prueba del error al implantar un sistema carcelario a los menores, que demuestra además la incompetencia del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General del Menor, para la gestión de dichos centros y el poco interés que tienen los políticos responsables en la atención real y en el trabajo de integración social para los menores con medidas judiciales”

  

Para Los Verdes “resulta paradójico que existan multitud de coordinadores de diferentes programas que, supuestamente, se desarrollan el Los Centros de Menores y que el resultado sea nulo en el objetivo de integración de los menores en Canarias”

  

Para Domingo Afonso “esta situación refleja que la privatización que se ha hecho de la gestión de los centros de Menores en Canarias, a través de la fundación IDEO, condiciona los criterios para seleccionar al personal responsable  y hace muy difícil y costosa la ejecución de programas de calidad para lograr la integración social de los menores con medidas judiciales.” 

  

Para Los Verdes “la gestión de los Centros de menores debería estar llevada por personal altamente cualificado ligado directamente a la Administración Pública y no contratado por intermediarios como la Fundación IDEO que, a pesar de ser de capital público, gestiona los centros y su personal con criterios privados lo que incrementa considerablemente el costo del servicio público y disminuye la eficacia del servicio público”.

  

Afirma el partido ecologista que “en el Centro de Menores de La Montañeta no se aplican programas de formación, que permita a dichos jóvenes mejorar sus habilidades sociales o prepararse en algún oficio. La Consejería de Asuntos Sociales, a través de la Dirección del Menor, ha optado  por importar el modelo de cárcel a los centros de menores. De hecho, los exdirectores de los centros penitenciarios tanto de Tenerife como de Gran Canaria, son actualmente cargos intermedios en la Dirección General del Menor”. 

  

Los Verdes recuerdan que el modelo carcelario para Menores en Canarias ha recibido críticas de colectivos sociales e incluso en el último informe de Amnistía Internacional del año 2006 se cita que el Diputado del Común condenó “los malos tratos institucionales” que reciben los menores en las Islas.

  

Los expertos en menores manifiestan que los incidentes en los Centros de menores con medidas judiciales continúan y continuarán, aunque la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Marisa Zamora asegure lo contrario, porque lo que falla es el modelo y lo único que hace el Gobierno es hacinar a los menores. La idea de partida es errónea ya que se mantiene a los menores inactivos y con un sistema de trabajos para ganar favores que en algunos casos ralla en la ilegalidad y no contribuye a la mejora de su conducta, cambio de valores y a su futura integración social.   Lo paradójico es que mientras la tendencia en toda Europa señala un modelo de internamiento reducido con contactos con la familia y atendido por personal muy cualificado que desarrolle programas de integración social, en Canarias vamos hacia la masificación y privatización.

  

Según Los Verdes “La falta de criterios políticos y económicos para gestionar la custodia de los Menores con medidas judiciales, se aprecia en los sueldos de los directores de los centros de menores o en las indemnizaciones por despidos de personal que ha tenido que desembolsar la hacienda Pública a través de la Fundación IDEO. Además a lo anterior se añadirían los costos de viaje entre islas para que los familiares visiten a sus menores, gastos que podrían evitarse con una planificación territorial y social de los centro que, adicionalmente, evitaría el desarraigo de muchos menores que están actualmente alejados de sus isla y de su familia. Ese erróneo diseño territorial y social de los Centros de Menores hace que muchos jóvenes gran canarios con medidas judiciales estén internos en el complejo de Valle Tabares en Tenerife”.

  Concluyen Los Verdes que “La reducción del personal sanitario y de limpieza en algunos casos como en Valle Tabares  en La Laguna y Hierbabuena han hecho que la situación se complicara  para los educadores, ya que éstos han tenido que administrar la medicación con la problemática que esto conlleva”