Facebook Twitter Google +1     Admin

PROGRAMA DE LA COALICIÓN ELECTORAL EUROPA DE LOS PUEBLOS-VERDES.

20090531113448-pura-peris-2.jpg

Pura Peris, candidata de los Verdes.

Europa debe tomar un nuevo rumbo.

El camino hacia una nueva Europa de los pueblos, social y ecológica ha iniciado su andadura. La crisis que venimos padeciendo, y que en otras partes del planeta es mucho más sangrante, evidencia claramente que el actual sistema depredador de recursos, vendido a los intereses del gran capital y cercenador de las libertades individuales y colectivas que tanto han costado lograr, debe cambiar si queremos alcanzar de verdad una Europa responsable, solidaria, justa, verdaderamente democrática y participativa, transparente y que defienda los derechos civiles y sociales frente a los intereses de la industria.

Desde los verdes apostamos por una Europa en la que se trabaje por:

1.- DEFENSA DE LOS SISTEMAS SOCIALES Y CONDICIONES LABORALES FRENTE A LA COMPETENCIA FEROZ Y DESBOCADA.

La actual crisis global del capitalismo está sacando a la luz las contradicciones de un sistema que se fundamenta en la acumulación de la riqueza mundial por parte de un grupo cada vez más reducido de personas mientras la inmensa mayoría ve deterioradas sus condiciones de vida.

La economía debe democratizarse i ser las trabajadoras y trabajadores, los por ello, La Unión Europea debe defender los sistemas  sociales y las condiciones laborales frente a la presión de una competencia feroz y desbocada, tanto dentro como fuera de Europa.

No deben defenderse los intereses económicos a expensas de los derechos humanos y civiles.

La Unión Europea debe escuchar y asumir su responsabilidad ante sus ciudadanos y residentes, mientras aboga por la paz, la democracia y los derechos humanos en todo el  mundo.

2.- UNA EUROPA SOLIDARIA QUE PUEDE GARANTIZAR A SUS CIUDADANOS UNA BUENA CALIDAD DE VIDA BASADA EN LA SOSTENIBILIDAD ECONÓMICA, SOCIAL Y AMBIENTAL.

 El principio de justicia ambiental y social mundial debe guiar todas las políticas de la UE y su posición en las instituciones mundiales.

- Realmente democrática que actúa por sus ciudadanos y no simplemente por los intereses de la industria; una Europa que se esfuerza por un futuro ecológico.

3.- UNA EUROPA RESPONSABLE CON EL MEDIO AMBIENTE, ECOLÓGICAMENTE  EFICIENTE EN  LUCHA DECIDIDA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO.

- Necesitamos una revolución de los recursos para dejar atrás nuestra tendencia actual de sobreexplotación y destrucción ambiental. El mundo empresarial debe cambiar. Si queremos evitar un cambio climático peligroso,

- reducción  emisiones de gases de efecto invernadero.

- asumir compromiso europeo  reducir las emisiones en un 40 % de aquí a 2020 y en un 80-95 % para 2050, en comparación con los niveles de 1990.

-  establecimiento de un acuerdo internacional vinculante sobre el clima, desarrollado en el marco de las Naciones Unidas y basado en los últimos avances científicos

- Las energías renovables deben ser el centro de la de la política energética europea para el siglo XXI.

-  creación de una Comunidad Europea de Energías Renovables (ERENO) para  respaldar el objetivo a largo plazo de que el 100 % de la energía proceda de fuentes renovables.

- impulso concertado de la inversión en tecnologías verdes, acción a la que debe  contribuir el Banco Europeo de Inversiones. Un verdadero auge de las renovables requiere un nuevo  planteamiento del suministro energético: una separación real de la distribución y la producción, además de la promoción de una red sin fronteras y un uso más inteligente de la energía.

 

 La energía nuclear no puede ser parte de la solución al cambio climático.

El uranio es una fuente de combustible finita y la UE depende extremadamente de las importaciones de países inestables, por lo que queda claro que la energía nuclear no es la respuesta para nuestra seguridad energética a largo plazo. Además, los riesgos asociados a la energía nuclear no han dejado de existir, ya sea en relación con el funcionamiento, la producción de combustible o la gestión de los residuos nucleares, Garoña y Cofrentes son dos claros exponentes de ello.

- El transporte es la fuente de emisiones de gases de efecto  invernadero generadas por el hombre que más rápido crece. La

La UE debe esforzarse por crear un  sistema de transporte sostenible.

La interrupción de las subvenciones directas e indirectas a los medios  de transporte ineficientes y contaminantes, como la aviación o el transporte por carretera, es un  importante paso para garantizar que se toman en consideración todos los costes ambientales.

-  inversión en redes y conexiones transeuropeas de ferrocarril.

-  Debería derivarse de la carretera al ferrocarril y a las vías fluviales interiores una gran proporción del transporte de mercancías.

- Fomento  transporte sostenible y de transporte público a precios razonables en nuestras ciudades, como los desplazamientos en bicicleta o a pie.

4.- UNA EUROPA QUE LUCHE CONTRA LA CRISIS ALIMENTARIA.

- acceso a alimentos saludables a precios justos, en lugar de las opciones limitadas que quiera ofrecerles la industria alimentaria.

- El futuro de la agricultura se halla en la agricultura orgánica y el comercio justo. Las políticas agrícola y alimentaria deben promocionar los mercados locales de productos agrícolas, eliminando el transporte innecesario.

- prohibición de  los organismos genéticamente modificados  (OGM). Las cosechas genéticamente modificadas suponen una seria amenaza para la biodiversidad en Europa, además de plantear riesgos de contaminación cruzada entre la agricultura orgánica y la convencional. Unión Europea espacio libre de OGM.

- Continuaremos trabajando para poner fin al transporte a larga distancia de animales, conseguir unas normas de bienestar más estrictas para la ganadería y una mejor aplicación de la legislación existente sobre bienestar animal.

- reforma de la política pesquera común para convertirse en una política en la que los pescadores sean los responsables de la gestión sostenible de la pesca y de la conservación de las poblaciones de peces

- dar prioridad al comercio justo .

- . Las subvenciones a las exportaciones para los productos agrícolas de la UE siguen amenazando a las economías de los países pobres y deben interrumpirse inmediatamente.

-  Las prácticas socialmente injustas o dañinas para el medio ambiente que realizan las multinacionales deben eliminarse, para ello las cláusulas de desarrollo social y sostenible de los acuerdos comerciales deberían ser vinculantes.

- conseguir  que la OMC transforme su programa de libre comercio en un programa de comercio justo y sostenible, dando prioridad a la protección de los bienes comunes y a la reducción de la pobreza.

 

5.- UNA EUROPA SOCIALMENTE MÁS JUSTA.

Justicia social y globalización: la lucha por una Europa más justa .

El sistema debe cambiar hacia una nueva economía orientada hacia la prosperidad a largo plazo y no hacia los beneficios a corto plazo.

- control de los mercados financieros:  dejen de ser casinos donde los hogares y la supervivencia de la gente son las fichas de la apuesta.

- Las reglamentaciones de la UE deben imposibilitar la evasión de impuestos

- negociación de un acuerdo internacional que prohíba los paraísos fiscales.  .

-  límite a los astronómicos salarios y a las bonificaciones del sector financiero que premian el riesgo y la temeridad.

.- Durante la crisis financiera, deben ofrecerse créditos baratos como apoyo a las empresas europeas, en particular a las que contribuyen al cambio hacia una Europa más sostenible.   

- una europa socialmente justa requiere una enorme en educación, ciencia e investigación sobre tecnologías verdes y orientadas hacia el futuro para que Europa se sitúe a la vanguardia de la revolución económica mundial

- reforzar los derechos de los trabajadores europa como sociedad más justa que garantice unas condiciones de trabajo adecuadas, igualdad de oportunidades y un nivel de vida decente para todas las personas. Europa debe defender la justicia y los valores sociales según se va adaptando a las necesidades de los nuevos tiempos.

-  una Europa que rechace la explotación y el dumping social.

- Deben reforzarse los derechos sociales y laborales, y los trabajadores deben poder influir en las decisiones que les afectan mediante la negociación colectiva.  

- Debe haber igualdad de retribución entre hombres y mujeres por el mismo trabajo, así como para trabajadores desplazados, inmigrantes o temporales.

- Debe garantizarse la igualdad de oportunidades para todos, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo e independientemente del sexo, edad, origen étnico, discapacidad, religión u orientación sexual.  

- Deben eliminarse las políticas de la UE que debilitan los servicios públicos por el bien de la competencia. Los servicios públicos, como la sanidad o la educación, son esenciales para el interés general y no deben malgastarse debido a las normas de competencia. Debemos alcanzar el equilibrio entre la libertad de suministrar servicios sociales y servicios de interés general con la obligación de garantizar un acceso equitativo, asequible y universal a los mismos

- aplicación en toda Europa del principio de la igualdad de retribución por el mismo trabajo  para no convertirse en un campo de batalla por el salario más bajo.  

-  ofrecer mayor estabilidad a las personas de todas las edades. Los ciudadanos de edad avanzada deben tener voz en la sociedad para que puedan participar activamente en la vida económica, social y cívica. Para ello, hay que garantizar unas pensiones adecuadas.

- Deben existir servicios púbicos basados en la comunidad que se ocupen de las necesidades individuales de las personas frágiles y vulnerables.

-  Los jóvenes deben poder optar a trabajos más seguros y tener un mayor acceso a la educación, la formación y la vivienda.  

a-  eliminar la pobreza  en otras partes del mundo.

6.- UNA EUROPA MÁS DEMOCRÁTICA Y PLURAL.

- cercana a la ciudadanía, capaz de atender y entender sus demandas en cualquiera de los idiomas propios del continente. Es imprescindible, pues, que nuestras respectivas lenguas sean reconocidas como lenguas de trabajo de pleno derecho ante las instituciones europeas. Hay que construir una Europa plural, que proteja su diversidad cultural y lingüística.

- el Parlamento Europeo debería tener el derecho de iniciar procesos legislativos. Dado que se trata de la única institución de la UE elegida directamente por el pueblo,

Aplicación de la Carta de Derechos Fundamentales, la inclusión de todos los miembros de la sociedad y la defensa de los derechos de los grupos vulnerables y minoritarios.

-  El derecho fundamental de igualdad entre hombres y mujeres debe convertirse en una realidad. Garantizar una legislación a nivel europeo, inciar proceso de armonización en esta materia con el fin de recoger en un texto las mejores medidas nacionales  , ya sean en relación con la igualdad, las cuestiones de libertad de elección, la violencia doméstica, las bajas de maternidad y paternidad o la representación política.

La crisis económica tiene un mayor impacto en las mujeres que en los hombres. Pero no parece preocuparle a nadie. Las diferencias de los sueldos entre hombres y mujeres, ya considerables, están aumentando según aumenta el número de trabajos temporales aumenta, sin Seguridad Social, con bajos ingresos y con poca perspectiva de obtención de una pensión futura. El riesgo de que las mujeres pierdan sus trabajos es mayor que nunca. Los gobiernos sólo parecen preocuparse por aportar dinero público para  intentar salvar la industria automovilística o los bancos, sectores fundamentalmente masculinos.

Las verdes debemos cambiar esta situación. Las políticas de gasto deben ser analizadas desde el género y de este modo destinar los recursos públicos a acciones que garanticen la igualdad real, los mismos sueldos ante el mismo trabajo, los mismos derechos, las mismas pensiones.

 

- igualdad para las minorías étnicas incluido el pueblo gitano, las personas discapacitadas, las lesbianas, los gays, las personas bisexuales y transexuales, las minorías religiosas, así como por los derechos sociales y civiles.

-  Esto también supone seguir combatiendo el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y otros tipos de intolerancia religiosa, el sexismo, la discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género, y todas las formas de extremismo político violento en la Unión Europea. Los derechos humanos son para todos,

7.- EUROPA TRANSPARENTE.

-  plena transparencia para todos los participantes en los procesos de toma de decisiones en la UE.

- postura firme en contra de la corrupción a todos los niveles

- denunciar  los oscuros y poderosos grupos de presión que intentar influir en las decisiones en Bruselas.

La transparencia debe ser una obligación, no una opción.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next