Facebook Twitter Google +1     Admin

TINDAYA Y LA CORRUPCIÓN

20080906115726-tindaya.jpg

LOS VERDES DE FUERTEVENTURA AFIRMA QUE EL CASO DE TINDAYA ES EL MEJOR EJEMPLO DE CORRUPCIÓN DE UN ENTRAMADO POLÍTICO EMPRESARIAL DE CANARIAS

 

SB-Noticias (5/08/08)

 

Domingo Martínez Berriel, portavoz de Los Verdes añade que en Tindaya se da una conjunción de ilegalidades y hechos oscuros que conducen al caso a ser catalogado como la mayor estafa de Canarias, en donde han desaparecido muchos miles de millones de pesetas en un proyecto que no cuenta con el beneplácito de la sociedad majorera y porque se quiere hacer para satisfacer el ego de la familia Chillida.

 

El portavoz de Los Verdes en Fuerteventura considera que la política de corrupción instalada en Fuerteventura, en particular, pero también en Canarias, no tienen rival en todo el Estado. Afirma que el caso de Tindaya es el mejor ejemplo de corrupción de un entramado político empresarial que no hay quién lo entienda y que está empantanado en los tribunales.


Para Martínez Berriel, a persar de ser la estafa mayor de Canarias, los políticos y aduladores de turno, todavía siguen empecinados en hacer algo que es ilegal e ilegítimo, aunque sea a costa de destrozar yacimientos arqueológicos de especial significado para los majoreros. Recuerda que este es un proyecto que contó desde un principio con la oposición de la ciudadanía, con unos informes que desaconsejan llevarlo adelante, en donde han desaparecido más de cinco mil millones de pesetas y que se quiere ejecutar para satisfacer el ego de los Chillida.


Desde su punto de vista, lo que pasa es que en política se da facilidades a determinados personajes que se instalan como profesionales en ella y que son quienes quieren perpetuarse dirigiendo los destinos de muchos sitios del archipiélago, como por ejemplo Domingo González Arroyo en La Oliva.


Producto de esto que habla son todos los desastres urbanísticos que ha habido en Fuerteventura, pero también en toda Canarias. Se pueden apreciar grandes cantidades de complejos urbanísticos ilegales a lo largo y ancho de la geografía insular e incluso dentro del propio mar, en donde algunos han destrozado yacimientos paleontológicos, como por ejemplo el caso tan nombrado de La Guirra, en donde un alto representante de Fomento recibió más de cinco mil millones de pesetas de subvención para hacer toda una infraestructura urbanística alrededor de un campo de golf en El Castillo.


Martínez Berriel asegura que estos son pelotazos que todos sabemos que se están dando, como por ejemplo Las Teresitas, y otros numerosos casos que amparados en la lentitud de la justicia, en unos políticos sin escrúpulos y unos técnicos que con tal de conservar sus puestos de trabajo son capaces de firmar lo que sea, traen el resultado del actual grado de corrupción en nuestra comunidad autónoma.


En su opinión, lo que sucede es que hay islas como Tenerife o Gran Canaria, en donde hay industria, agricultura, comercio, etc., en donde es más fácil sobrellevar la crisis, pero desgraciadamente Fuerteventura siempre ha sido una isla que ha padecido los monocultivos, como la piedra de cal, la cochinilla, el tomate y en las últimas décadas el turismo, recurso que está en pleno declive ya que se han hecho más camas turísticas de las necesarias, no sabe qué hacerse para darle salida a tanta cama, y el invento de los campos de golf, tampoco ha sido un acierto.


Para colmo, continúa el portavoz de Los Verdes, la última ha sido traer las líneas aéreas de bajo coste que no viene a hacer nada más que subvencionar a un montón de turistas para intentar llenar esos complejos turísticos a precios irrisorios, lo que redunda en la generación de mano de obra barata y de poca calidad, y que el turista que viene una vez no vuelva a repetir.


Para Domingo Martínez, todo ello, unido al gran parón que ha sufrido la construcción, que al llegar la crisis, los empresarios se hayan dado un gran palo que ha dejado a muchas personas colgadas, que los ayuntameintos no han sabido dar respuesta a las demandas sociales, provocan un futuro muy negro para la isla de Fuertventura, que está haciendo que mucha gente se esté yendo de la isla.


Afirma por último que el problema es que Fuerteventura creció por encima de sus posibilidades mientras no se invirtió el dinero de forma correcta, que hay una gran demanda energética, grandes niveles de contaminación, hechos a los que no se ha dado solución, por lo que considera que el desastre está servido en el futuro para la isla si los dirigentes no se ponen las pilas y comienzan a trabajar para la sociedad.

 

http://www.sanborondon.info/content/view/6755/44/

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next