Facebook Twitter Google +1     Admin

UNA LLAMADA AL COMPROMISO VERDE

log.jpgUNA LLAMADA AL COMPROMISO VERDE
David Hammerstein, Eurodiputado de Los Verdes

"CON UN MAQUILLAJE VERDE LOS PARTIDOS DE LA IZQUIERDA COMUNISTA INTENTAN DAR LA IDEA DE RENOVACIÓN ANTE UNA PERCEPCIÓN SOCIAL DESENCANTADA. UNA COSMÉTICA VERDE PARA REJUVENECER SUPERFICIALMENTE LA IMAGEN POS-COMUNISTA DE IZQUIERDA UNIDA/ICV"

Desde mi compromiso con el avance de Los Verdes en España he realizado unas recientes declaraciones públicas en Mallorca. He defendido la legalidad y la acción conjunta del proyecto verde en España, tal y como definen los órganos confederales y sus acuerdos, y dentro del desarrollo del marco congresual fundacional de Junio pasado. Los Verdes hemos apostado claramente por ser un proyecto propio en todo el territorio estatal para dejar atrás definitivamente nuestra histórica balcanización y debilidad, mediante una alianza estratégica y vinculante para los partidos verdes autonómicos en política estatal y europea.

Los Verdes somos ¿ Adjetivo o Sustantivo ?

Actualmente existe una apuesta política adversaria y confrontada con el proyecto verde en España que busca nuestra convergencia política, organizativa y electoral con Izquierda Unida y Iniciativa per Catalunya, y otorga así al viejo proyecto de la izquierda pos-comunista(y ni siquiera "pos") la identidad verde reconocida por los partidos europeos. Esta estrategia se concreta actualmente a nivel europeo con la insistente exigencia ICV de ser reconocido como un partido verde más y miembro de pleno derecho. De esta manera, IC podría ya tener la libertad de otorgar y gestionar la identidad y reconocimiento de Los Verdes europeos a Izquierda Unida (partido con el que IC mantiene una firme alianza política cotidiana y una alianza electoral a todos los niveles).
De conseguir este objetivo se culminaría la ya sustancial confusión pública y electoral del proyecto y espacio político verde con el de la izquierda tradicional Izquierda Unida/ Ezquerra Unida / Ezer Batua con Los Verdes/Els Verds/Berdeak (con la usurpación de nuestras siglas), también se daría en cada nacionalidad o autonomía, y todo ello en clara confrontación y bloqueo del proyecto y espacio verde en España.
Mientras IU/IC quieren gestionar a nuestro espacio político, el PSOE, no. La casi total invisibilidad pública de Los Verdes coaligados con IU (sólo salen de coletilla como EU-Verds, IU-Verdes..) lo que contrasta claramente con la situación del eurodiputado y el diputado estatal de Los Verdes, conseguidos en alianza con el PSOE, que casi siempre salen en la prensa y ante la opinión pública con la identidad autónoma propia de "Los Verdes", sin guiones ni añadidos.

El proyecto y la agenda verde es singular y está claramente diferenciado de la izquierda comunista.

La política verde es también en muchos aspectos antagónica en relación con el agotado proyecto comunista. Los verdes, históricamente representamos una respuesta nueva a la incapacidad substantiva de la izquierda y la derecha para poder afrontar las actuales mutaciones socioecológicas que hoy no sólo amenazan el reparto, la equidad y la democracia, sino que lesionan gravemente las mismas condiciones de continuidad y regeneración de la vida y de las sociedades humanas. Los Verdes y nuestra agenda política está alejada de las prioridades y supuestos erróneos y anacrónicos propios del productivismo de la sociedad industrial. IU/IC siguen con teoría y práctica economicista y sectorialista donde pesa mucho más los dogmas de la izquierda tradicional que la complejidad ecológica y social del programa verde.

La búsqueda de la marca verde para el reflote de está izquierda a la deriva y al borde del naufragio electoral.
Con un maquillaje verde los partidos de la izquierda comunista intentan dar la idea de renovación ante una percepción social desencantada. Una cosmética verde para rejuvenecer superficialmente la imagen pos-comunista de Izquierda Unida/ICV. Este esfuerzo de pirateo político se concreta en una carrera desesperada para conseguir adosar las siglas y el girasol verde a cualquier precio, aunque en lo real programático, organizativo y en la acción política cotidiana, continuen anclados en los viejos parámetros de la izquierda tradicional.

En definitiva, la apuesta por un proyecto verde fuerte en su singularidad y visibilidad como actor político, ha de ser un un reto y un compromiso práctico para todos los partidos verdes confederados.
En esta carrera a por el girasol ya han logrado parcialmente la confusión cuando la palabra ?verde? ya está incorporada como señas de identidad pública (en el Grupo Parlamentario Izquierda Verde en el Congreso de los Diputados ), Verds (de IU-Els Verds o ICVerds), o Ezer Batua ? Berdeak, entre otros. Toda esta situación obstáculiza nuestra implantación y crecimiento debido a la una enorme confusión política y desventaja mediática y electoral que supone para nosotr@s como Los Verdes.

Somos Verdes.

No estamos encerrados en proyectos nacionalistas ni en proyectos comunistas. Dado el acoso que padecemos de fagocitismo y robo de identidad política, tenemos las necesidad de aclarar donde estamos políticamente con distinciones y equidistancias con las otras fuerzas políticas tradicionales.
La ecología política puede incluir a muchas personas más o menos de izquierdas, o más o menos nacionalistas, pero estas denominaciones no definen nuestra identidad central, ni nuestra organización, ni proyecto político, en sintonía con los demás partidos verdes de Europa. Defendemos la justicia social, la solidaridad, y estamos a favor tanto la diversidad cultural y lingüística como del autogobierno federalista, pero no bajo las mismas ópticas de gran parte de la izquierda tradicional, al no olvidar nunca los límites y cautelas que impone el medio biofísico a cualquier proyecto de mejora y bienestar humano.

Somos diferentes y nos diferenciamos en la defensa sin distinciones de los derechos individuales y estamos por una política exterior pacífica pero no maniquéa. Dedefendemos un europeismo fuerte. La política verde no es la retórica verde ni el sectorialismo y la superficialidad de las políticas ambientales porque apuesta por cambios en aspectos centrales de la vida social. Estamos por la defensa de una economía de mercado con altas normas y exigencias sociales y ambientales que afectan a la producción y al consumo, como son por ejemplo las propuestas innovadoras de fiscalidad. También queremos una escala humana y pequeña en todas las facetas de la vida social, y en convivencia con los límites y necesidades de la vida. Defendemos la dignidad y sensibilidad de los seres vivos, y el derecho al bienestar animal.

Autonomía verde o proyecto comunista

Estas críticas no tratan de cuestionar las alianzas electorales puntuales a nivel autonómico de los partidos verdes, ni tratan de dudar de su autonomía política en sus territorios, sino que cuestionan algo muy diferente: una estrategia política de algunos a favor de la confluencia política con el proyecto comunista en España. Lo que es una operación orquestada en todo el estado para apropiarse de la gestión del logo y las siglas verdes.

No se puede continuar cuestionando los acuerdos y estrategia confederal de Los Verdes mediante declaciones públicas que afirman que su opción y referente político es otro proyecto adversario al proyecto verde en España: el representado por Iniciativa per Catalunya y sus aliados al ámbito estatal y europeo: IU y su líder LLamazares. Tampoco pueden continuar realizando actos públicos con sus "aliados": las fuerzas políticas enfrentadas al proyecto verde( IC, IU de Llamazares, Ribó de EUPV, Arnal tránsfuga de Els Verds y aliado de EUPV etc, dentro y fuera de Mallorca. Realiza conferencias, publicaciones conjuntas de la llamada "izquierda verde" y ruedas de prensa). Tenemos que recordar que éstos dos partidos no solo no son miembros de Los Verdes ni Los Verdes Europeos, sino que ellos y sus aliados de IU compiten electoral y políticamente con Los Verdes, y muchas veces votan en el parlamento europeo contra las iniciativas del Grupo Verde.No se puede juagar a doble baraja y constituirse en caballo de Troya dentro de la confederal, y al tiempo pretender que no pasa nada y que los partidos verdes autonómicos son absolutamente soberanos en sus políticas, incluidas las de la voladura orquestrada de Los Verdes para beneficio directo del proyecto IU/IC ¿Se puede estar con un pie en otro proyecto distinto y adversario, y al tiempo defender bajo retóricas y cortinas de humo que también se está con Los Verdes confederales? En estos momentos miembros conocidos de la dirección de IC están organizando con algunos una reunión estatal de su plataforma "por la Izquierda Verde", que no es otra cosa que el intento de IU y IC de aglutinar a sectores ecologistas alrededor del proyecto de Gaspar Llamazares.

El compromiso político contraido por los partidos miembros de los Verdes en el territorio estatal exige que acepten y no ignoren notoriamente los vínculos de unidad y coherencia definidos por la legalidad estatutaria que nos funda y contraidos también mediante las decisiones políticas acordadas en los diferentes niveles de nuestra organización estatal.

Los Verdes estamos en un momento importante. Estoy seguro que entre todos y todas podremos construir el proyecto verde que nuestra Tierra necesita.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next