Facebook Twitter Google +1     Admin

BRUSELAS CUESTIONA EL PUERTO DE GRANADILLA

20051026102242-profesores-granadilla-jpgFOTO: De izquierda a derecha, Pedro Fernández, José María Fernández, Federico Aguilera, Alberto Brito y Juan José Bacallado.
BRUSELAS ADVIERTE DEL PERJUICIO AMBIENTAL DEL PUERTO DE GRANADILLA
 
La Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea ya comunicó al Gobierno de España que el proyecto del puerto de Granadilla, en el sur de Tenerife, afecta ambientalmente a lugares de interés comunitario (LIC), por lo que reclamó que se aclaren posibles medidas compensatorias y el interés público que justifica la obra. 25 de octubre de 2005
Canariasahora.com (25/10/05)
Un grupo de profesores universitarios opuestos al proyecto portuario de Granadilla informó este lunes de la resolución de Bruselas contraria a la infraestructura, que supone la apertura de un nuevo proceso de alegaciones para la justificación de la necesidad de la obra ante los daños que producirá en los LIC
Aunque cuenta con el respaldo unánime de todas las fuerzas políticas parlamentarias del Archipiélago, así como por los gobiernos español y canario, el puerto de Granadilla suscita un gran rechazo oposición en colectivos ecologistas, académicos y ciudadanos de Tenerife. La oposición se materializó en un recurso ante la Unión Europea, en una manifestación de miles de personas en noviembre de 2004 y en una iniciativa legislativa popular respaldada por 56.000 firmas y no aprobada por el Parlamento autonómico 
El abogado Pedro Fernández, que colabora con los grupos opuestos al nuevo puerto, se mostró muy satisfecho con el pronunciamiento de la Comisión Europea, porque en la práctica supone la nulidad del informe de impacto ambiental de las autoridades españolas, que negaba ninguna afección en los LIC. Los lugares afectados son los LIC de Montaña Roja y los sebadales del sur de la isla, que según los biólogos y ecólogos son fundamentales para el equilibrio ecológico, la preservación de la pesca y el mantenimiento de la arena en las playas y dunas del Médano, únicas en la isla.
 "Esta comunicación corrobora los planteamientos técnicos y científicos mantenidos por los académicos de la Universidad de La Laguna, pese a las presiones a las que han sido sometidos", a la vez que pone al descubierto "las manipulaciones" de los gobiernos español y canario y de la Autoridad Portuaria para minimizar los perjuicios medioambientales del puerto, declaró Pedro Fernández. El abogado estuvo acompañado en una rueda de prensa por académicos de la Universidad de La Laguna (ULL) que se han opuesto al puerto de Granadilla como Federico Aguilera, economista, Alberto Brito, biólogo, y José María Fernández, ecólogo, así como por el ex director del Museo de las Ciencias de Tenerife, Juan José Bacallado, y el biólogo especialista en los ecosistemas del Médano Tomás Cruz.
Tras el pronunciamiento de la Dirección General de Medio Ambiente comunitaria, "lo mínimo es una reacción política por la mentira, manipulación o error intencionado" de las autoridades españolas y canarias, dijo el abogado.
EL NEGOCIO DE LA OBRA
A pesar de que ha quedado demostrada la afección a lugares de interés comunitario, José María Fernández no dudó de que las autoridades políticas perseverarán en la construcción de unas instalaciones portuarias que además de dañar irreversiblemente el medio ambiente de la Isla, no suponen ventajas económicas y cuentan con alternativas claras, subrayó. Al respecto, recordó que el puerto de Santa Cruz de Tenerife está infrautilizado y es ampliable, en contra de la posición de la Autoridad Portuaria, que considera que ha llegado a su límite y que por eso es preciso otro puerto en la isla. Federico Aguilera, catedrático de Economía Aplicada de la ULL, sentenció que el único interés del puerto de Granadilla es el negocio que generará la obra en sí misma, puesto que no producirá empleo. Recordó que el puerto de Algeciras, con un tráfico de dos millones de contenedores anuales, sólo genera 5.000 empleos, mientras que el puerto de Santa Cruz tiene un tráfico de 400.000 contenedores y la propia Autoridad Portuaria prevé para el recinto de Granadilla 300.000 contenedores, recordó.

El catedrático de Biología Marina Alberto Brito afirmó que no hay medidas compensatorias posibles a la destrucción de los sebadales del sur, los mejor conservados de la Isla, y que regulan el flujo de arena de las playas y sirven de lugar de reproducción a viejas, salmonetes y otras especies muy apreciadas por los pescadores. El biólogo Tomás Cruz advirtió de que las playas naturales del Médano y el ecosistema de dunas es muy frágil y cualquier falta de aporte de arena y sedimentos "los convertirá en un roquedal".

 http://www.canariasahora.com/portada/editar_noticia.asp?idnoticia=70310&idtemageneral=4


  

 
Un grupo de profesores universitarios opuestos al proyecto portuario de Granadilla informó este lunes de la resolución de Bruselas contraria a la infraestructura, que supone la apertura de un nuevo proceso de alegaciones para la justificación de la necesidad de la obra ante los daños que producirá en los LIC
Aunque cuenta con el respaldo unánime de todas las fuerzas políticas parlamentarias del Archipiélago, así como por los gobiernos español y canario, el puerto de Granadilla suscita un gran rechazo oposición en colectivos ecologistas, académicos y ciudadanos de Tenerife. La oposición se materializó en un recurso ante la Unión Europea, en una manifestación de miles de personas en noviembre de 2004 y en una iniciativa legislativa popular respaldada por 56.000 firmas y no aprobada por el Parlamento autonómico 
El abogado Pedro Fernández, que colabora con los grupos opuestos al nuevo puerto, se mostró muy satisfecho con el pronunciamiento de la Comisión Europea, porque en la práctica supone la nulidad del informe de impacto ambiental de las autoridades españolas, que negaba ninguna afección en los LIC. Los lugares afectados son los LIC de Montaña Roja y los sebadales del sur de la isla, que según los biólogos y ecólogos son fundamentales para el equilibrio ecológico, la preservación de la pesca y el mantenimiento de la arena en las playas y dunas del Médano, únicas en la isla.
 "Esta comunicación corrobora los planteamientos técnicos y científicos mantenidos por los académicos de la Universidad de La Laguna, pese a las presiones a las que han sido sometidos", a la vez que pone al descubierto "las manipulaciones" de los gobiernos español y canario y de la Autoridad Portuaria para minimizar los perjuicios medioambientales del puerto, declaró Pedro Fernández. El abogado estuvo acompañado en una rueda de prensa por académicos de la Universidad de La Laguna (ULL) que se han opuesto al puerto de Granadilla como Federico Aguilera, economista, Alberto Brito, biólogo, y José María Fernández, ecólogo, así como por el ex director del Museo de las Ciencias de Tenerife, Juan José Bacallado, y el biólogo especialista en los ecosistemas del Médano Tomás Cruz.
Tras el pronunciamiento de la Dirección General de Medio Ambiente comunitaria, "lo mínimo es una reacción política por la mentira, manipulación o error intencionado" de las autoridades españolas y canarias, dijo el abogado.
EL NEGOCIO DE LA OBRA
A pesar de que ha quedado demostrada la afección a lugares de interés comunitario, José María Fernández no dudó de que las autoridades políticas perseverarán en la construcción de unas instalaciones portuarias que además de dañar irreversiblemente el medio ambiente de la Isla, no suponen ventajas económicas y cuentan con alternativas claras, subrayó. Al respecto, recordó que el puerto de Santa Cruz de Tenerife está infrautilizado y es ampliable, en contra de la posición de la Autoridad Portuaria, que considera que ha llegado a su límite y que por eso es preciso otro puerto en la isla. Federico Aguilera, catedrático de Economía Aplicada de la ULL, sentenció que el único interés del puerto de Granadilla es el negocio que generará la obra en sí misma, puesto que no producirá empleo. Recordó que el puerto de Algeciras, con un tráfico de dos millones de contenedores anuales, sólo genera 5.000 empleos, mientras que el puerto de Santa Cruz tiene un tráfico de 400.000 contenedores y la propia Autoridad Portuaria prevé para el recinto de Granadilla 300.000 contenedores, recordó.

El catedrático de Biología Marina Alberto Brito afirmó que no hay medidas compensatorias posibles a la destrucción de los sebadales del sur, los mejor conservados de la Isla, y que regulan el flujo de arena de las playas y sirven de lugar de reproducción a viejas, salmonetes y otras especies muy apreciadas por los pescadores. El biólogo Tomás Cruz advirtió de que las playas naturales del Médano y el ecosistema de dunas es muy frágil y cualquier falta de aporte de arena y sedimentos "los convertirá en un roquedal".

 http://www.canariasahora.com/portada/editar_noticia.asp?idnoticia=70310&idtemageneral=4


  

 
Un grupo de profesores universitarios opuestos al proyecto portuario de Granadilla informó este lunes de la resolución de Bruselas contraria a la infraestructura, que supone la apertura de un nuevo proceso de alegaciones para la justificación de la necesidad de la obra ante los daños que producirá en los LIC
Aunque cuenta con el respaldo unánime de todas las fuerzas políticas parlamentarias del Archipiélago, así como por los gobiernos español y canario, el puerto de Granadilla suscita un gran rechazo oposición en colectivos ecologistas, académicos y ciudadanos de Tenerife. La oposición se materializó en un recurso ante la Unión Europea, en una manifestación de miles de personas en noviembre de 2004 y en una iniciativa legislativa popular respaldada por 56.000 firmas y no aprobada por el Parlamento autonómico 
El abogado Pedro Fernández, que colabora con los grupos opuestos al nuevo puerto, se mostró muy satisfecho con el pronunciamiento de la Comisión Europea, porque en la práctica supone la nulidad del informe de impacto ambiental de las autoridades españolas, que negaba ninguna afección en los LIC. Los lugares afectados son los LIC de Montaña Roja y los sebadales del sur de la isla, que según los biólogos y ecólogos son fundamentales para el equilibrio ecológico, la preservación de la pesca y el mantenimiento de la arena en las playas y dunas del Médano, únicas en la isla.
 "Esta comunicación corrobora los planteamientos técnicos y científicos mantenidos por los académicos de la Universidad de La Laguna, pese a las presiones a las que han sido sometidos", a la vez que pone al descubierto "las manipulaciones" de los gobiernos español y canario y de la Autoridad Portuaria para minimizar los perjuicios medioambientales del puerto, declaró Pedro Fernández. El abogado estuvo acompañado en una rueda de prensa por académicos de la Universidad de La Laguna (ULL) que se han opuesto al puerto de Granadilla como Federico Aguilera, economista, Alberto Brito, biólogo, y José María Fernández, ecólogo, así como por el ex director del Museo de las Ciencias de Tenerife, Juan José Bacallado, y el biólogo especialista en los ecosistemas del Médano Tomás Cruz.
Tras el pronunciamiento de la Dirección General de Medio Ambiente comunitaria, "lo mínimo es una reacción política por la mentira, manipulación o error intencionado" de las autoridades españolas y canarias, dijo el abogado.
EL NEGOCIO DE LA OBRA
A pesar de que ha quedado demostrada la afección a lugares de interés comunitario, José María Fernández no dudó de que las autoridades políticas perseverarán en la construcción de unas instalaciones portuarias que además de dañar irreversiblemente el medio ambiente de la Isla, no suponen ventajas económicas y cuentan con alternativas claras, subrayó. Al respecto, recordó que el puerto de Santa Cruz de Tenerife está infrautilizado y es ampliable, en contra de la posición de la Autoridad Portuaria, que considera que ha llegado a su límite y que por eso es preciso otro puerto en la isla. Federico Aguilera, catedrático de Economía Aplicada de la ULL, sentenció que el único interés del puerto de Granadilla es el negocio que generará la obra en sí misma, puesto que no producirá empleo. Recordó que el puerto de Algeciras, con un tráfico de dos millones de contenedores anuales, sólo genera 5.000 empleos, mientras que el puerto de Santa Cruz tiene un tráfico de 400.000 contenedores y la propia Autoridad Portuaria prevé para el recinto de Granadilla 300.000 contenedores, recordó.

El catedrático de Biología Marina Alberto Brito afirmó que no hay medidas compensatorias posibles a la destrucción de los sebadales del sur, los mejor conservados de la Isla, y que regulan el flujo de arena de las playas y sirven de lugar de reproducción a viejas, salmonetes y otras especies muy apreciadas por los pescadores. El biólogo Tomás Cruz advirtió de que las playas naturales del Médano y el ecosistema de dunas es muy frágil y cualquier falta de aporte de arena y sedimentos "los convertirá en un roquedal".

 http://www.canariasahora.com/portada/editar_noticia.asp?idnoticia=70310&idtemageneral=4


  

 
Un grupo de profesores universitarios opuestos al proyecto portuario de Granadilla informó este lunes de la resolución de Bruselas contraria a la infraestructura, que supone la apertura de un nuevo proceso de alegaciones para la justificación de la necesidad de la obra ante los daños que producirá en los LIC
Aunque cuenta con el respaldo unánime de todas las fuerzas políticas parlamentarias del Archipiélago, así como por los gobiernos español y canario, el puerto de Granadilla suscita un gran rechazo oposición en colectivos ecologistas, académicos y ciudadanos de Tenerife. La oposición se materializó en un recurso ante la Unión Europea, en una manifestación de miles de personas en noviembre de 2004 y en una iniciativa legislativa popular respaldada por 56.000 firmas y no aprobada por el Parlamento autonómico 
El abogado Pedro Fernández, que colabora con los grupos opuestos al nuevo puerto, se mostró muy satisfecho con el pronunciamiento de la Comisión Europea, porque en la práctica supone la nulidad del informe de impacto ambiental de las autoridades españolas, que negaba ninguna afección en los LIC. Los lugares afectados son los LIC de Montaña Roja y los sebadales del sur de la isla, que según los biólogos y ecólogos son fundamentales para el equilibrio ecológico, la preservación de la pesca y el mantenimiento de la arena en las playas y dunas del Médano, únicas en la isla.
 "Esta comunicación corrobora los planteamientos técnicos y científicos mantenidos por los académicos de la Universidad de La Laguna, pese a las presiones a las que han sido sometidos", a la vez que pone al descubierto "las manipulaciones" de los gobiernos español y canario y de la Autoridad Portuaria para minimizar los perjuicios medioambientales del puerto, declaró Pedro Fernández. El abogado estuvo acompañado en una rueda de prensa por académicos de la Universidad de La Laguna (ULL) que se han opuesto al puerto de Granadilla como Federico Aguilera, economista, Alberto Brito, biólogo, y José María Fernández, ecólogo, así como por el ex director del Museo de las Ciencias de Tenerife, Juan José Bacallado, y el biólogo especialista en los ecosistemas del Médano Tomás Cruz.
Tras el pronunciamiento de la Dirección General de Medio Ambiente comunitaria, "lo mínimo es una reacción política por la mentira, manipulación o error intencionado" de las autoridades españolas y canarias, dijo el abogado.
EL NEGOCIO DE LA OBRA
A pesar de que ha quedado demostrada la afección a lugares de interés comunitario, José María Fernández no dudó de que las autoridades políticas perseverarán en la construcción de unas instalaciones portuarias que además de dañar irreversiblemente el medio ambiente de la Isla, no suponen ventajas económicas y cuentan con alternativas claras, subrayó. Al respecto, recordó que el puerto de Santa Cruz de Tenerife está infrautilizado y es ampliable, en contra de la posición de la Autoridad Portuaria, que considera que ha llegado a su límite y que por eso es preciso otro puerto en la isla. Federico Aguilera, catedrático de Economía Aplicada de la ULL, sentenció que el único interés del puerto de Granadilla es el negocio que generará la obra en sí misma, puesto que no producirá empleo. Recordó que el puerto de Algeciras, con un tráfico de dos millones de contenedores anuales, sólo genera 5.000 empleos, mientras que el puerto de Santa Cruz tiene un tráfico de 400.000 contenedores y la propia Autoridad Portuaria prevé para el recinto de Granadilla 300.000 contenedores, recordó.

El catedrático de Biología Marina Alberto Brito afirmó que no hay medidas compensatorias posibles a la destrucción de los sebadales del sur, los mejor conservados de la Isla, y que regulan el flujo de arena de las playas y sirven de lugar de reproducción a viejas, salmonetes y otras especies muy apreciadas por los pescadores. El biólogo Tomás Cruz advirtió de que las playas naturales del Médano y el ecosistema de dunas es muy frágil y cualquier falta de aporte de arena y sedimentos "los convertirá en un roquedal".

 http://www.canariasahora.com/portada/editar_noticia.asp?idnoticia=70310&idtemageneral=4


  

 
 
26/10/2005 10:24 VER NOTICIA. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next